22 junio 2012

MINIRELATO 1

Se pasó una hora buscando el calcetín rojo. Revolvió entre braguitas de satén y sujetadores de encaje, encontró bolsos, collares, medias y un camisón, pero nada, el maldito calcetín rojo no aparecía ¿y ahora qué iba a hacer? Eso lo complicaba todo.
Dio un vistazo a su alrededor, las montañas de ropa se apilaban por los rincones, la cama apenas se dejaba ver.
Y entonces lo recordó todo.
Cómo había podido olvidar que lo acababa de utilizar, tan solo una hora antes, para estrangular a su última víctima.
Maldita memoria.

SGR

No hay comentarios:

Publicar un comentario